La docencia y el territorio

«En diez años de docencia carcelaria he insultado a varios compañeros muchas veces. Nunca, nunca, nunca, ningún compañero de pabellón me devolvió el insulto. Jamás un preso, un chorro, un asesino, un bastardo, un negro, un nadie, me faltó el respeto. Jamás pasó pese a que me lo merecía. Esa es una lección para todos los que desconocen las cosas que ocurren en el mundo de la cárcel. Una lección para quienes de la cárcel sólo conocen la versión hollywoodense que circula en películas o series de televisión argentina dirigidas por directores progres, palermitanos, modernos y carentes por completo de conciencia social. No se debe insultar a alguien que nació insultado. Yo lo hice. Lo hice porque estaba abrumado en medio del infierno. Lo hice y no tengo excusas. Ellos me entendieron. Ellos fueron los docentes. Esos graves errores pueden terminar mal, muy mal. Son los errores que cometemos los que perdimos cierta protección a las llamas. Soy consciente que mi tiempo como docente ignífugo en territorio sulfúrico se va a acortando. El paraíso podrá ser eterno, la cordura no.»

(extracto del capítulo «La docencia y el territorio» del libro de Alberto Sarlo «Espectros del pabellón» que esperamos publicar en algún momento de 2020)

La imagen puede contener: 1 persona, interior

Comentarios desactivados en La docencia y el territorio

Filed under Sin categoría

Mi auto siempre estaba estacionado frente a la ventana del director de la unidad…

«Hasta ese momento, mal que mal, me dejaban ingresar y no me molestaban “demasiado”, porque daban por sentado que si un civil como yo, había logrado algo tan difícil como es entrar por años a un pabellón de población en una cárcel de máxima seguridad, era porque era ahijado de un peso pesado. Hasta el 2014 era atacado con ciertos “códigos” por parte del SPB. Eran ataques tolerables y tolerados porque yo no esperaba que mi proyecto fuera recibido con alfombra roja en un centro de tortura. Cada tanto algún que otro guardiacárcel me levantaba el tono de voz o pretendía maltratarme, lo que yo solucionaba ladrando un poco más fuerte. En alguna oportunidad un jefe de penal había aconsejado que me cuide, a lo que yo contestaba que él debía cuidar un poco más su trabajo. Me habían hecho esperar horas antes de poder entrar al pabellón o habían amenazado a algún alumno mio, y hasta llegaron a romperme “por error” muchas computadoras nuevitas. Todas cosas normales cuando llevás a cabo un proyecto que, de alguna manera, propone la lectura atenta de Borges en medio del hundimiento del Titanic. Pero a mediados de 2014 los códigos de la guerra empezaron a resquebrajarse. Comenzó con una rayadura profunda en la puerta delantera izquierda de mi auto. No dije nada. Hay decenas de autos estacionados en la puerta de la cárcel y cientos de personas circulan diariamente en ese sector. Pero la cosa no quedó en el rayoncito. Al poco tiempo empezaron a ponerme cartelitos en el parabrisas con la palabra PRESERO (amigo de los presos); me rayaron todas las puertas y el baúl; me desinflaban las ruedas (siempre agradecí que no las pincharan), etc. Mi auto siempre estaba estacionado frente a la ventana del director de la unidad…,» (extracto del capítulo «La insoportable soledad del ser (2014/15)» del libro de Alberto Sarlo «Espectros del pabellón» que esperamos publicar en algún momento de 2020)

La imagen puede contener: una o varias personas, personas de pie, nube, cielo y exterior

Comentarios desactivados en Mi auto siempre estaba estacionado frente a la ventana del director de la unidad…

Filed under Sin categoría

Un preso conflictivo de otro pabellón había estado castigado por semanas en buzones

«Un preso conflictivo de otro pabellón había estado castigado por semanas en buzones. Buzones son las celdas de castigo en donde confinan a los detenidos de mala conducta. Pasan meses comiendo la comida putrefacta del penal, sin salir a caminar al patio, ni ver el sol. A este preso lo liberaron para llevarlo nuevamente a su pabellón, pero en el trayecto apuñaló a Carlos. Un preso que estuvo castigado semanas en buzones sólo puede salir sin custodia a pasearse por la cárcel con una faca de 25 centímetros guardado entre sus ropas, sólo si contaba con la complicidad de varios guardiacárceles. Carlos recibió tres puñaladas, pero ninguna de las heridas fue mortal. Atacando a Carlos atacaban el proyecto. Asi de racista es el mundo carcelario. Si matan a Alberto Sarlo, el Jefe del Penal, el Director de la Unidad 23 y el Jefe del Complejo Varela pierden su trabajo y hasta sus jubilaciones. Si matan a Carlos, o sea a un chorro, a un negro, a un mierda, a lo sumo trasladan a otro negro a otra cárcel y punto. Carlos estaba desarmado pero sobrevivió gracias a las clases de boxeo. El mensaje era clarito: Ya no había códigos de convivencia para conmigo ni para con el proyecto. La guerra era abierta y pasaba a un estadio más virulento.

Indefenso por mi propia decisión de no gastar energías en buscar aliados de peso, tenía que reformular mi plan de alianzas para defender a los pibes. Hasta ese momento nunca había pensado en el concepto de “difusión”. El periodismo siempre tuvo una relación de morbo y racismo con las cárceles. Me parecen despreciables casi todos los periodistas que hacen policiales. Pero en esos días me di cuenta que la difusión era mi única protección. Hablé en el pabellón con los chicos e impuse la frase: “Difusión es protección”…(extracto del capítulo «La insoportable soledad del ser (2014/15)» del libro de Alberto Sarlo «Espectros del pabellón» que esperamos publicar en algún momento de 2020)

La imagen puede contener: 1 persona, de pie, cielo y exterior

Comentarios desactivados en Un preso conflictivo de otro pabellón había estado castigado por semanas en buzones

Filed under Sin categoría

¿Por qué es tan importante tener un SUM de uso exclusivo para el Pabellón 4?

Finalmente para el 2016 estaba en pleno funcionamiento el Salón de Usos Múltiples (SUM) que construí y financié ¿Por qué es tan importante tener un SUM de uso exclusivo para el Pabellón 4? Porque para recibir a tu pareja y a tus hijos necesitás un espacio mínimamente decente. Además porque las demás piezas de encuentro sexual de la unidad están sometidas al pago de coimas. Para tener relaciones sexuales en las cárceles argentinas por lo general hay que pagar un precio que se reparte entre los presos que gestionan la seguridad del “alojamiento” y el personal del SPB, cómplice y socio de la coima. Un negocio millonario en sexo, ya que al espacio físico muchas veces se le suma el negocio de la prostitución interna y externa. Pero tal vez lo más importante es evitar la exposición de las familias de mis compañeros con otros pabellones “pastilleros”. Si bien restringímos cierto aspecto solidario de nuestra militancia con esta medida, es la única opción coyuntural que nos queda en un ámbito de sangre, corrupción y muerte como lo son nuestros centros de tortura. Compartir el SUM con el resto de la cárcel implica estar todo el tiempo en guardia por posibles ataques de presos “antichorros” de otros pabellones en momentos de encuentro familiar, o sea, en momentos en los cuales el preso y sus afectos están más vulnerables. Muchas veces los presos deben recibir a sus esposas e hijes armados con “facas” por temor a posibles ataques. A partir de contar con un SUM nuestros compañeros pueden celebrar cumpleaños, día del niño, fiestas o tener al menos unos momentos de paz y amor con los seres que ellos aman. No es poca cosa en un centro de tortura.

Pero la movida de armar el SUM no me resultó fácil ya que si bien la idea fue aprobada por el Ministerio de Justicia (no tenían nada que perder ya que todos los costos los asumía yo), fue rechazada desde siempre por uno de los subdirectores de la unidad, por gente de requisa del penal y por muchos guardiacárceles. Mucho perdían con esa construcción. De hecho, cuando logré gracias a la ayuda de nuestro amigo Cristian Fernández Moores que un corralón de Florencio de Varela lleve el material a la cárcel, fueron muchas las veces que los camiones con arena fueron rechazados, que los ladrillos no pudieron ingresar, que las bolsas de cemento fueron trasladadas por guardiacárceles para que queden expuestas a la lluvia y que la propia requisa “desapareciera” costosos materiales. Pese a ello, contando con mano de obra de los propios alumnos del pabellón 4, en cinco meses el SUM estaba en funcionamiento.

Siete meses habían pasado desde que funcionaba el SUM, custodiado y protegido por el pabellón 4. Sabíamos que algunos oficiales penitenciarios estaban al acecho y por eso todos los miércoles al terminar la clase, les recordaba a los pibes que teníamos que cuidarnos, que no teníamos que regalarnos, que debíamos ser cautos, revisar toda la comida que entraba al pabellón porque era probable que el SPB pusiera armas o drogas para tener una excusa para romper el pabellón y quedarse con el SUM. No es gratis ni fácil combatir el negocio de la droga en la cárcel. Estábamos todos alertas, pero no obstante eso el Servicio nos engañó…

(extracto del capítulo «La sangre y los libros (2016)» del libro de Alberto Sarlo «Espectros del pabellón» que esperamos publicar en algún momento de 2020)

La imagen puede contener: 3 personas, personas de pie
La imagen puede contener: 2 personas, niños
La imagen puede contener: 2 personas, personas sentadas

La imagen puede contener: 3 personas, niños, calzado y exterior

La imagen puede contener: 1 persona, sentado, de pie, calzado, niños y exterior
 La imagen puede contener: 2 personas, personas sentadas, niños y calzado
 La imagen puede contener: 2 personas, calzado, niños, sombrero y exterior
La imagen puede contener: 2 personas, personas sentadas
 La imagen puede contener: 3 personas, personas de pie, niños y sombrero
La imagen puede contener: 3 personas, personas de pie, niños e interior

Comentarios desactivados en ¿Por qué es tan importante tener un SUM de uso exclusivo para el Pabellón 4?

Filed under Sin categoría

Yo siempre estaré a favor de la acción política

«Yo siempre estaré a favor de la acción política. Defiendo la gestión partidaria, porque cuando gana el apoliticismo el único que triunfa es el fascismo. En Argentina ya vivimos eso. Tengo claro que la resistencia vendrá de la calle, de abajo hacia arriba y de adentro hacia afuera. Nunca seré funcional al conservadurismo reaccionario eternamente vencedor. Pese a eso, me duele la cobardía de los actores políticos. Me duele, pero no me sorprende. No me sorprende porque la minoría que yo represento, la minoría marginal, segregada, olvidada, ocultada, villera, negra de mierda, chorra y lumpenproletaria, es una minoría que no figura en ningún programa electoral de ningún partido. El gran ausente de la política argentina (y mundial), es “el otro”. La política partidaria siempre ha estado más pendiente de si misma y de la proyección de lo propio, que del “retiro” para dar espacio al “otro”. Las luchas feministas anticolonialistas y anticapitalistas nos han enseñado que pese a que la mujer ha sido el “otre” segregado de la historia universal del patriarcado, igual están dispuestas a dar batalla para reivindicar sus derechos. Por eso me sumo a su lucha. Me sumo militando por reivindicar la presencia y la esencia del “distinto”, del “puto”, del “trans”, del “negro”, del “chorro”. Si la política no está al servicio del sufrido, del desplazado, del despreciado del sistema, pues entonces no es política, es negocio. No me duele que “el otro” no figure en la derecha religiosa y neoliberal. Lo triste es que ya asimilé que no figura ni figurará en los representantes de las distintas izquierdas populares. Por eso escribo este libro que seguramente muy pocas personas leerán. Escribo con bronca pero con la certeza de saber que seguiré resistiendo y defendiendo a los nadies mal que le pese a mi tiempo». (Extracto capitulo ¿A nadie le importa? del libro de Alberto Sarlo ESPECTROS DEL PABELLÓN, que esperamos editar en algún momento del 2020)

La imagen puede contener: 3 personas, exterior

Comentarios desactivados en Yo siempre estaré a favor de la acción política

Filed under Sin categoría

Sorprende que desde Argentina observemos el racismo norteamericano como algo ajeno a nosotros.

Posteo cuyo contenido corre bajo la exclusiva responsabilidad legal de Alberto Sarlo:

Sorprende que desde Argentina observemos el racismo norteamericano como algo ajeno a nosotros. Nuestros centros de tortura albergan casi en exclusividad a gente pobre. En diez años de territorio en cárceles jamás tuve un alumno que no fuese marginal. El racismo debe interpelarnos. Somos una sociedad patriarcal, machista y xenófoba con un Poder Judicial conservador, racista y defensor únicamente de sus privilegios (que son muchos). ESTA AFIRMACIÓN NO ES UNA OPINIÓN, ES UN HECHO OBJETIVO: Datos estadísticos oficiales de la Procuración Penitenciaria de la Nación y de la Comisión Provincial por la Memoria: Tres muertes de presos por semana; los suicidios en situación de encierro son cuatro veces más recurrentes que en libertad, con 32 suicidios cada 100 mil detenidos.

Otro dato oficial: el promedio mundial de prisionalización es de 144 presos cada 100 mil habitantes siendo que en Provincia de Buenos Aires el promedio al año 2020 es de 320 presos cada 100 mil habitantes, mucho más que el doble de lo establecido en el mundo. Según la misma fuente, más del 60 % de los presos son procesados, o sea NO tienen condena firme. Esas personas son inocentes según el articulo 18 de la Constitución Nacional, pese a ello pueden pasar más de siete, ocho, nueve años o más con prisión preventiva para luego ser liberados por inocencia o por haber estado más tiempo presos que lo que dictamina la sentencia definitiva.Otro mito a destruir es que en Argentina tenemos poca presencia policial en la calle. Esa falsedad se desmorona de leer el informe de la ONU que recomienda 300 policías por cada 100 mil habitantes, siendo que en Argentina poseemos 800 policías por cada 100 mil habitantes. Si a la excesiva presencia policial en Argentina que excede por cinco las recomendaciones internacionales, sumamos otra estadística tenebrosa que informa que el 90 % de los presos fueron detenidos en flagrancia (o sea en presencia directa de la policía bonaerense, sin investigación previa, ni orden judicial), entonces podemos concluir que la Policía Bonaerense es la mejor policía del mundo, o que nuestro Poder Judicial es el más patético, corrupto y negligente del universo.

Humildemente me inclino por la segunda opción. Odio los conceptos binarios, pero la ironía descarnada y sincera es una buena manera de que algunas personas despierten de su tibieza intelectual. Algún día nuestros jueces, defensores y fiscales deberán hacer una autocrítica en vez de respondernos en forma corporativa como hacen. Deberán reconocerse racistas. Nuestra sociedad también debería hacer lo mismo.La imagen puede contener: 2 personas

Comentarios desactivados en Sorprende que desde Argentina observemos el racismo norteamericano como algo ajeno a nosotros.

Filed under Sin categoría

El grupo de boxeo coordinado por Angel Araujo y Emiliano Mansilla

El viernes 29 estuvimos trabajando duro en el pabellón 4. El grupo de boxeo coordinado por Angel Araujo y Emiliano Mansilla entrenó como lo hace todos los días. Nicolás Almeida dio clase de apoyo de filosofía para los compañeros recién ingresados.
En la sala de imprenta (apodada «El Salón de la Justicia»), Gabriel Sánchez junto con Santiago Fernandez estuvieron corrigiendo los primeros borradores de nuestro próximo libro de cuentos infantiles que esperamos sacar para el día del niño. El grupo de música coordinado por Francisco Bus, Ricardo Lazarte y Mario Colman estuvieron ensayando para el próximo CD que sacaremos para fin de año. Brian Brady enseñó dibujo junto a los creadores de nuestro sección de fanzines Largo y Juan Manuel Pantano.
Las fotos las tomó Alberto Sarlo con las precauciones establecidas por protocolo para evitar contagios. Estas imágenes que ven no tienen nada que ver con lo que ocurre en los centros de tortura bonaerenes.
En nuestras cárceles nada ha mejorado y eso es bueno que todos lo sepan. La comunidad del pabellón 4 trabaja y resiste desde la educación pese a que los periodistas, los jueces, los defensores oficiales y los fiscales les hayan dado la espalda (a quien le quepa el sayo que se lo ponga).
A la indiferencia de los poderosos y privilegiados los cuenteros, verseros y poetas les contestamos con trabajo.

La imagen puede contener: 2 personas, personas sentadas e interior
La imagen puede contener: 2 personas, personas en el escenario, personas sentadas e interior
La imagen puede contener: una o varias personas e interior
La imagen puede contener: una o varias personas e interior
 La imagen puede contener: una o varias personas, personas de pie, calzado e interior
La imagen puede contener: 1 persona, de pie e interior

La imagen puede contener: 1 persona, en el escenario e interior

Comentarios desactivados en El grupo de boxeo coordinado por Angel Araujo y Emiliano Mansilla

Filed under Sin categoría

Compañeros presos de Valparaíso en Chile

Compañeros presos de Valparaíso en Chile han editado este disco con ocho hermosas canciones que deseamos compartir con todos. Los compañeros chilenos de Valparaíso han difundido los cuentos de la Editorial Cuenteros, verseros y poetas en Chile y también han pasado el film PABELLÓN 4 en sus centros de tortura que no son tan distintos a los nuestros. Es por ello un orgullo poder hacer escuchar sus voces.

ESCUCHAR

Comentarios desactivados en Compañeros presos de Valparaíso en Chile

Filed under Sin categoría

Carlos Mena Recuerda Nuestros NADIES.

Carlos Mena recuerda nuestros nadies. Nadies que mueren de a tres por semana en los centros de tortura bonaerenses. Son nadies que seguiran muriendo. Desde Cuenteros, verseros y poetas te pedimos que lo escuches

Link al Video

Comentarios desactivados en Carlos Mena Recuerda Nuestros NADIES.

Filed under Sin categoría

Testimonio del diario de la peste en el pabellón 4

Estas fotos fueron tomadas ayer en nuestro pabellón. Es un testimonio del diario de la peste en el pabellón 4. En la primera de ellas el coordinador principal del pabellón Francisco Bus, junto con el coordinador de gramática Gabriel Sanchez, explican las pautas básicas para la redacción de crónicas. En la segunda, los coordinadores de boxeo Angel Araujo y Emiliano Mansilla muestran los videos de preparación física en boxeadores. Tuvieron que suspender el entrenamiento porque cada vez que llueve se corta el agua. Y ayer llovió…El COVID 19 sigue avanzando y las condiciones de hacinamiento en las cárceles no se han modificado ni un ápice. Los medios de comunicación ya se olvidaron de lo que ocurre en los centros de tortura. Los jueces también. Los periodistas y los jueces sólo se movilizan con el morbo del preso muerto. Poco importa que haya 51 mil presos en ámbitos con capacidad para 24 mil. Poco importa que no haya ni barbijos, ni alcohol en gel, ni lavandina. Poco les importa porque a nuestra sociedad no le importa. Los pibes del 4 no se rinden. Los pibes del 4 resisten leyendo y estudiando. Ellos no se olvidaron del presente.

La imagen puede contener: una o varias personas, personas sentadas e interior
La imagen puede contener: 2 personas, personas sentadas e interior

 

 

Comentarios desactivados en Testimonio del diario de la peste en el pabellón 4

Filed under Sin categoría