Alberto Sarlo, fundador de la editorial Cuenteros, verseros y poetas, Expresa

El presente posteo es realizado por Alberto Sarlo, fundador de la editorial Cuenteros, verseros y poetas, asumiendo en forma excluyente la responsabilidad legal de sus dichos. Todos los que puedan difundir difundan antes que sea demasiado tarde:

Estos últimos dos días hubo infinidad de pequeñas revueltas en pabellones y por lo menos cuatro motines reprimidios en las unidades carcelarias provinciales (centros de tortura de aquí en más).
Las razones de acción directa son harto conocidas por quienes hacemos territorio: hacinamiento, malnutrición, falta de higiene, ausencia de medicamentos, etc, etc. Si bien en los últimos tiempos han regularizado el faltante de comida, el resto de las condiciones de tortura no se han modificado, ni han dado señales concretas de modificarse. La población carcelaria tiene altísimas tasas de comorbidad vinculado al COVID 19: tuberculosis, seropositidad, neumonías crónicas, hepatitis, hipertensión arterial, diabetes, etc. La población carcelaria sabe la inevitabilidad de que el virus ingrese a los centros de tortura y por ello es que se viven momentos de altísimo riesgo de mortales motines, ya que el Servicio Penitenciario Bonaerense NO POSEE PROTOCOLO ALGUNO HIGIÉNICO, y el que dicen que posee NO SE PUEDE LLEVAR A CABO POR FALTA DE MEDICINAS, ALIMENTOS Y PRODUCTOS DE HIGIENE.
Esta situación expone mortalmente tanto a presos como a guardiacárceles. Los directores de cada unidad hace lo que bien o mal puede hacer en forma inorgánica y desorganizada. Es cierto que la actual gestión gubernamental está trabajando para solucionar esta situación, pero también es claro que no lo está logrando porque el problema no es únicamente de una administración. Quiero dejar asentado que la responsabilidad criminal del gobierno de la ex gobernadora Vidal es insoslayable, ya que ellos batieron el récord de encarcelemiento sin sentencias de toda la historia, reduciendo al mismo tiempo el presupuesto penitenciario, pero culpando a anteriores gestiones no vamos a salvar ninguna vida y de lo que se tratá acá es visualizar que el estado esta matando.
El problema carcelario es multicausal y multidisciplinario, ergo, es el terreno ideal para que los cobardes se escuden en la cobardía de otros. Todavía no pasó lo peor, pero los que trabajamos en centros de tortura sabemos que sin medidas urgentes en breve tendremos bala, faca y muerte. La Suprema Corte de la Provincia debe intervenir de inmediato, su negligencia mata y seguirá matando presos mientras sigan ocultándose en sentencias que nadie cumple. El Ministerio Público debe asumir su complicidad directa con el hacinamiento y la desnutrición.
Los defensores públicos deben ser conscientes de su pasividad y levantarse de sus sillones para recorrer y escuchar la voz de los muertos en los pabellones de la muerte, los jueces de ejecución deben trabajar en serio o renunciar de inmediato a sus cargos vitalicios y monárquicos, el Servicio Penitenciario debe dejar de reprimir como única reacción y por último, la Mesa de Diálogo que supuestamente iba a cambiar algo es hora que empiece a dejar de usar el Whatsapp y que empiece a conocer por dentro lo que significa ser uno de los tres muertos que por semana ustedes están dejando matar.

La imagen puede contener: cielo, nube y exterior

Deja un comentario

Filed under Sin categoría

Comments are closed.