CRÓNICAS DE LA CUARENTENA DE UN PRESO

CRÓNICAS DE LA CUARENTENA DE UN PRESO # 1: Me llamo Jorge, me encuentro privado de mi libertad hace más de doce años. En todo este tiempo transcurrido viví todo tipo de situaciones, vi morir personas a causa de peleas con faca, y también a causa de una gripe. Padecí todo tipo de necesidades que en este momento no viene al caso decirlas. Lo que hoy me lleva a escribir esto, es la situación que esta padeciendo el mundo, mi país, mi familia, la familia de todos. He visto por la tele hablar todo tipo de cosas sobre esta enfermedad que hoy nos afecta a todos. La verdad, que en momentos me sorprende, y de momentos me da mucha pena de ver cómo algunos medios están esperando que el gobierno falle con algunas de las medidas o decisiones que toman, y la verdad no los entiendo, porque ahora es cuando más unidos tendríamos que estar. No entiendo cómo algunos siguen vistiendo sus camisetas políticas y priorizan sus intereses por encima de la salud, de la vida.

También he visto cómo hablan sobre las «personas» que estamos privadas de la libertad, ¡sí, personas!, porque si no lo saben somos personas, personas que por diferentes motivos o circunstancias terminamos acá. He escuchado decir que teníamos que morir todos con este virus, que prueben con nosotros para encontrar la cura, que somos lo peor de lo peor y todas esas cosas que muchos ya saben. Porque desde que estoy detenido que escucho decir a mucha gente que acá vivimos mejor que los que están afuera, que vivimos como reyes, que nos pagan no sé cuantos miles de pesos por mes, y la verdad, es que acá vivimos bajo las peores condiciones humanas, separado de todo tipo derechos. Y no le hecho la culpa a nadie y tampoco quiero victimizarme, sólo quiero hacerle ver algo de la realidad a muchos que hablan sin saber.

No saben cómo se siente estar expuesto y vulnerable a algo que no podes ver, y no saber en qué momento te va atacar, peor aún es saber que si te agarra ese virus, no vas a tener ningún tipo de asistencia y posibilidad. Porque como somos la escoria de la sociedad, siempre le van a dar prioridad a una «persona» sí, a una persona y no a la escoria. Pese a eso, nosotros seguimos luchando sin ningún tipo de armas, desde el día cero que luchamos por nuestras vidas. Para que no nos mate una faca, una gripe, una tuberculosis, el hambre y cualquier otra enfermedad. Hoy estamos de pie, con los brazos bien arriba, velando por nosotros y la salud de todo del mundo, sin distinguir o hacer diferencia entre clases sociales.

La imagen puede contener: una o varias personas

Deja un comentario

Filed under Sin categoría

Comments are closed.